Visual Merchandising: Cómo armar percheros atractivos

El visual merchandising es una disciplina que relaciona al comercio con la percepción visual y cognitiva. Aún sin tener conocimientos técnicos acerca de mercadotecnia visual, generalmente la aplicamos a través de nuestro sentido común.
En un local de indumentaria, es muy útil acudir a conceptos del marketing visual a la hora de organizar los productos de un modo atractivo y funcional para facilitar las compras. Por ejemplo, existe un orden lógico y funcional para organizar las prendas en los percheros.
Te recomendamos que sigas los siguientes consejos para lograr percheros atractivos y bien organizados:Perchero

Composición
El primer paso para organizar la indumentaria que estará a la vista es pensar en composiciones o conjuntos de ropa similar. Esto es más fácil cuando ofrecés ropa con un estilo marcado. En el caso de tener prendas con diferentes estilos debés dividirlas para poder mostrar también diferentes atuendos (por ejemplo día y noche, casual y formal).

Escala cromática
Una vez seleccionadas las prendas, ordenalas por tonos, así es más fácil para tus clientes que encuentren el producto buscado. Muchas veces esta desición ya está tomada de antemano antes de ir al local, por lo que facilitarás la tarea de búsqueda armando una escala cromática.

Orden lógico
Utilizando el sentido común, ordená las prendas dividiendo en arriba y abajo. Musculosas, camisas, camisetas irán primero, y luego faldas y pantalones. Los vestidos pueden ir luego de las faldas y los abrigos al final del perchero, ya que es lo último que nos colocamos al vestirnos.
Si ofrecés también zapatos podés colocarlos en otro estante, jugando con los colores y armando atuendos completos para exhibir.

Menos es más
Es importante que no satures los percheros con muchas prendas, sobre todo si se repiten modelos y colores. Recordale a tus clientes que pueden consultarte por otros colores o talles de la prenda que les interese. Es importante que vayas probando dentro de este orden, cual es el más benéfico para tus ventas. Por ejemplo, si ves que una prenda en un tono se vende más que otra, no dudes en exhibirla.