Tips para elegir el mejor packaging para tus productos

En el marketing la apariencia importa, y mucho. El packaging ejerce una fuerte comunicación visual y es la frutilla del postre para los clientes, quienes se llevarán el producto a casa en una bolsa que conservarán o desecharán, según cuán útil y atractiva les parezca.
El desafío está en ser originales y prácticos, aprovechando las posibilidades que el diseño nos ofrece hoy en día para lograr que el packaging sea una acción publicitaria que refuerce la identidad de marca.
Te contamos algunas tendencias que te pueden ayudar a elegir la mejor carta de presentación para tus productos ya sean de indumentaria, calzado o accesorios:

Packaging
Packaging reutilizable:

La posibilidad de reutilizar las bolsas o cajas es una inteligente acción publicitaria. Un ejemplo son las bolsas ecológicas que sirven para transportar otros productos y tienen una larga vida útil por su mayor resistencia que las de cartón. Otro ejemplo son las cajas con diseño, cuadradas o circulares, que invitan a guardar objetos en su interior.

Packaging ecológico:

El consumo responsable es una tendencia y cada vez son más los clientes que se preocupan por no comprar artículos que favorezcan el impacto ambiental.
El packaging ecológico debe ser biodegradable, reciclable y debe adaptarse a las normas internacionales.

Originalidad:

El envoltorio habla de tus productos. Debe transmitir la filosofía de la marca de forma creativa, para poder diferenciarse. Cuanto más original sea el packaging, más atraerá las miradas en la vía pública, generando recordación de marca. Además, si el producto será destinado a ser regalado, se aprecia mucho más un envoltorio atractivo que le sume valor.
Los clientes aprecian los mensajes amigables, los detalles sutiles, el diseño y todo lo que pueda dar cuenta de que a la marca le importan y piensa en ellos.
La innovación en el empaque es una buena oportunidad para transmitir frescura y mejorar la conexión con el cliente. Por eso, detenerse a pensar en el packaging es una acción necesaria, ya que es un medio de comunicación fundamental que, bien aprovechado, atrae el interés y la fidelidad hacia la marca.