Tendencias 2017: La importancia del coolhunting digital

El coolhunting o caza de tendencias es un término utilizado por el marketing y la publicidad que consiste en la investigación de mercado para observar y predecir el surgimiento de estilos dentro de la industria de la moda. Se relaciona con el estudio del comportamiento de un grupo social; sus actividades, sus preferencias, sus gustos y su modo de vida, entre otros.

coolhunting

El objetivo del coolhounter es encontrar aquello que se convertirá en popular.

Este observador tan importante hoy en día es reemplazado en el mundo digital por diversas aplicaciones inteligentes que detectan trends.

Identificar nuevas tendencias permite trabajar con ellas y aprovecharlas comercialmente. Estando un paso adelante, se pueden detectar oportunidades de negocio, buscar nuevos productos, generar un stock inteligente y detectar nichos de mercado para competir ventajosamente con otros negocios del mismo rubro.

Dentro de la cultura de la información, Internet y los medios digitales revolucionaron el coolhunting dando lugar a nuevas técnicas de investigación y recopilación de datos muy útiles para la industria de la moda. Tal es así, que una poderosa tendencia de este año es la aplicación del coolhunting al e-commerce.

Uno de los puntos fuertes del coolhunting aplicado al e-commerse es aprovechar aquellos espacios online como las redes sociales, en las que los usuarios participan y generan contenidos donde espresan sus opiniones y preferencias. Existen hoy en día, aplicaciones que permiten recopilar datos para elaborar un perfil de cliente completo y detectar qué tipo de productos adquieren mayor popularidad y tienen mejor repercusión entre los usuarios. Inclusive, estas herramientas permiten realizar testeos inteligentes al momento de realizar el prelanzamiento de un poducto.

Estas aplicaciones también permiten detectar indicios de cambio en los consumidores para poder elaborar un plan de innovación.

Detectar modas en las redes sociales es una de las grandes tendencias del mercado actual. Millones de usuarios comparten diariamente sus preferencias y opiniones, pero sería imposible seguirlas a todas. Existen tecnologías que pueden detectar patrones en un segmente predeterminado de usuarios y pueden monitorizar la información y comprederla, brindando datos útiles. Una vez que se determinan las tendencias, es necesario identificar también los focos en donde se originan para darles seguimiento. En la industria de la moda existen muchos influencers que funcionan como formadores de opinión y que son actores importantes en las redes sociales, seguidos por miles de usuarios.

Mediante la monitorización de las marcas de nuestro sector, se puede detectar qué productos están funcionando mejor y dan más que hablar y que oportunidades se están dejando fuera, para aprovecharlas.

Además de aplicaciones específicas de coolhunting online, existen algunas páginas web populares que siguen y analizan las tendencias, por ejemplo: Colour Lovers y Pantone (en el segmento colores y estampas). Algunos blogs como Vogue o It Fashion, que siguen las tendencias de los consumidores y las marcas. Por su parte, páginas web como Trend Watching, Trend Hunter o The Coolhunter identifican cambios en las tendencias de los consumidores que podés tener en cuenta a la hora de pensar un nuevo lanzamiento de tu marca.