Salir de la zona de confort, la clave para seguir creciendo

La zona de confort consiste en aquellas acciones que nos resultan familiares, con las que solemos resolver los problemas y desafíos. Se relaciona con lo que ya conocemos y con aquello que podemos realizar sin mayores dificultades y sabemos que resulta efectivo. Pero…. ¿Por qué es importante salir de la zona de confort para lograr el éxito? Básicamente, porque nos lleva a conformarnos, a no movernos, a no crecer e, inevitablemente, a quedar atrás en el mercado.

Nota 2Lo que está afuera de la zona de confort es el terreno no explorado. Suele generar miedo a fracasar, ansiedad, nerviosismo. Pero tenemos el ejemplo de muchos emprendedores que a lo largo de la historia salieron del paradigma de tranquilidad, se adentraron en la aventura y lograron el éxito, y hasta el liderazgo en su rubro, lanzándose hacia un camino lleno de incertidumbres.
Creatividad, visión de mercado, confianza, motivación y optimismo, fueron las premisas que llevaron a muchas marcas a instalarse como líderes en un nuevo terreno, venciendo a sus competidores.
El caso de Apple es un ejemplo de innovación fuera de la zona de confort. La marca dominaba el mercado de reproductores de música y se lanzó a crecer en el rubro de los smartphones, reconociéndolo como una oportunidad para expandirse y aumentar sus ventas. Al principio, el líder era Nokia, pero con el pasar de los años, Apple fue creciendo en participación de mercado hasta convertirse en uno de los principales competidores.
Nuevas empresas como Netflix, lograron ver la debilidad de su competencia y elaborar un producto novedoso. Ofreciendo videos a través de streaming, Netflix fue ganando terreno y desplazó a los sitios de alquiler de video o de películas por demanda. Pero lejos de quedarse en su zona de confort, actualmente la empresa produce sus propias series audiovisuales y las ofrece en su sitio online, que cuenta con más de 60 millones de usuarios en todo el mundo. Sus competidores tomaron la desición equivocada; se quedaron quietos en su zona de tranquilidad, perdiendo cada vez más clientes.
Cuando una marca se mantiene durante un tiempo prolongado en el mercado, sosteniendo el mismo promedio de ventas, manteniendo a los mismos clientes y sin innovar, se suele decir que está en su zona de confort, en un lugar seguro. Pero el mercado sigue avanzando y requiere destreza e innovación.
Es importante detectar si tu negocio está creciendo o no. En el segundo caso, quizá es hora de innovar, de explorar nuevos terrenos, de ampliar la oferta para poder crecer y no ser dejado atrás por la competencia. Lo importante es no resistirse al cambio y observar qué pasa afuera, respondiendo a las demandas de los clientes y sorprendiéndolos siempre con un valor agregado.