Cómo realizar la rotación de stock en tu local

La rotación de los productos en un local, es un factor fundamental que influye en las ventas. Consiste en la periodicidad de renovación del inventario y en su estratégica distribución teniendo en cuenta las zonas frías y calientes del negocio.

Una rotación inteligente consistirá en tener siempre stock de los productos más vendidos, innovar con nuevos modelos y colocar aquellos productos con menos rotación en la zona de liquidaciones. A su vez, también es fundamental tomar la decisión de mover de zona los productos, exponerlos o combinarlos de manera diferente para darles oportunidades de venta y visibilidad.

Una buena rotación de productos es sinónimo de rentabilidad. Para realizarla correctamente, te recomendamos que tengas en cuenta los siguientes ítems:

rot

Realizar cambios cuando es necesario

Si bien por el tipo de demanda natural, en términos generales, los productos se agrupan en tres categorías: Rotación Alta (aquí se encuentran los productos de primera necesidad, los básicos de uso diario. Estos productos se reponen con mayor frecuencia y suelen tener un precio mejorado en relación al resto de la oferta del local), Rotación Media (En este nivel se colocan productos que tienen buen precio pero que no son de primera necesidad para el cliente. Estos productos se colocan en la zona intermedia entre la zona fría y caliente de la tienda) y Rotación Baja (son aquellos productos caros, que necesitan ser bien expuestos en la tienda en las zonas calientes), es importante observar y no dejar que los productos se estacionen mucho tiempo. Rotar los productos que no se venden y llevarlos a otras zonas del local (aunque no se correspondan con la categorización anterior) les ofrece una oportunidad de venta. Te aconsejamos que realices pruebas y que no dejes el stock estacionado por mucho tiempo,.

Fijar un objetivo de venta por producto

En base a la experiencia de venta en el negocio, es recomendable fijar objetivos de venta. De esta manera podremos analizar la evolución de un producto, calcular la cantidad de stock del mismo y variación de modelos para la próxima compra y determinar la rotación, basándonos en números reales y no en pura intuición.

Establecer un periodo de tiempo de medición

Para medir la rotación del stock y su rentabilidad es necesario tomar como referencia un periodo establecido de tiempo. Se recomienda que las mediciones se realicen por campaña o por temporada.

Buscar la visibilidad antes de sacar un producto de circulación

Si estamos seguros de que un producto debería funcionar pero la realidad nos muestra lo contrario, es el momento de probar nuevas maneras de exponerlo.

Puede suceder que una remera sea un producto de alta rotación pero, al estar doblada en una mesa, la gente no la aprecie. En este caso, se puede probar exponerla colgada en una percha o en un maniquí combinada con un pantalón o pollera, dándole mayor visibilidad.

Ofrecer novedad y renovación

Los productos que se estacionen, luego de cambiarlos de lugar, si siguen sin funcionar es necesario sacarlos de circulación rapidamente, a través de buenas liquidaciones. A los clientes les gusta ver productos nuevos, si les ofrecés siempre lo mismo, difícilmente sigan eligiéndote.