Consejos para abrir Tiendas de ropa Online

Los tiempos cambiaron y la tecnología avanza a pasos agigantádos obligándonos a no quedarnos quietos. Los usuarios eligen cada vez más realizar operaciones a través de internet en la comodidad de su hogar.

El ecommerce, además de reducir el tiempo de compra y evitar el desplazamiento del cliente, ofrece muchas veces mejores precios y mayor variedad de productos que los locales físicos.

Si querés abrir una tiendas de ropa online, te recomendamos algunos pasos para tener un resultado exitoso.

tienda online

Elegí un dominio y hosting apropiados

Si ya tenés una página web de tu marca, te recomendamos que añadas tu tienda nube a tu sitio, para no generar confusiones. Si no, elegí un dominio fácil de escribir y recordar. Puede ser sencillamente el nombre de tu marca solo o seguido de “online” o “shop”.

Es muy importante que contrates un buen hosting. Tu página debe ser ágil ya que, de lo contrario, los usuarios la abandonarán rapidamente sin concretar su compra. Asegurate de que la empresa de hosting te brinde el suficiente espacio para que tu página funcione velozmente y el servidor no se caiga en épocas clave del año como las fiestas.

Catálogá tus productos en categorías

Los productos de tu tienda deben estar catalogados por color, talle, materiales y stock disponible. Un punto muy importante es subir fotografías claras y atractivas, que muestren el producto en todo su esplendor, idealmente en la figura humana.

A su vez, te recomendamos que incluyas tu stock en grandes categorías, para que sea más fácil encontrar el producto buscado. Por ejemplo,  si tu indumentaria o calzado es unisex, las categorías pueden ser: hombres, mujeres, niños. También pueden ser acordes al estilo: casual, deportivo, formal, informal, etc.

Destacá las ofertas

Si tenés productos en liquidación por fin de temporada, destacalos. Podés colocar una solapa que se llame “liquidación” o “sale” como una categoría más y detallar el precio rebajado y tachar el precio original. Esta acción llama la atención de los clientes ya que deja al descubierto la rebaja y los invita a aprovecharla.

Entregá los productos en tiempo y forma

Te recomendamos que los pedidos realizados a través de tu tienda online sean entregados entre 3 y 10 días hábiles luego de gestionada la compra. La entrega puede llevarse a cabo a través de una empresa de correo con costo contrareembolso o podés incluir los gastos en el precio de compra, detallándolo al finalizar la operación. El monto variará según el lugar de entrega.

Si tenés varios locales, podés distribuir las entregas coordinándolas según el stock y cercanía de los mismos al domicilio del cliente. Esto abaratará los costos.

También podés bonificar el envío cuando la compra supere un monto determinado.

Cumplí siempre con los plazos de entrega. Esto generará confianza y fidelidad de compra.

Ofrecé todos los medios de pago posibles

Muchos clientes aún no se fían de los pagos en internet. Si está a tu alcance, te recomendamos que incluyas todos los medios de pago posibles: Mercado pago, pago contrareembolso, Paypal y hasta pago en efectivo en Rapipago.

Una acción eficaz que podés incluir es predeterminar en tu web envíos de confirmación al mail del cliente donde se especifique la compra y el costo, generando tranquilidad.

Por último, asegurate de que en tu página esté toda la información acerca de condiciones de pago y envío y promové tu tienda online en tus redes sociales y buscadores así podés llegar a más personas.