Consejos para iluminar correctamente tu local

A la hora de decorar un local la iluminación no es un tema menor. La elección de lámparas y luminarias y el tipo de luz que coloqués, va a influir directamente en la apreciación de la mercadería que puedan tener tus clientes. La iluminación propone un ambiente y genera sensaciones. Saber aprovechar el espacio iluminándolo correctamente te va a permitir sacarle el máximo provecho a tu local y mostrar mejor tus prendas exhibidas.

iluminacion

El primer paso para definir la iluminación de un local es seleccionar con qué tipo de luz vamos a trabajar. Si el local es vanguardista y minimalista, con predominancia del blanco y el negro, te recomendamos elegir luces blancas, que generarán un ambiente limpio y amplio. Si la idea es generar un ambiente más de entre casa, las luces cálidos irán perfecto, brindando una sensación de calidez y familiaridad.

La luz se define por el ambiente que querramos generar. Si es un ambiente íntimo o nocturno, debemos optar por luces bien localizadas enfocando a puntos estratégicos. Lo ideal en este caso son las luces bajas en sectores de circulación y bien enfocadas en sectores de exposición de productos. Podés utilizar lámparas de pie o colgantes para darle un toque más personal al espacio.

Al diseñar la iluminación del local, debemos tener en cuenta que hay dos conjuntos de luces que vamos a utilizar. Un primer grupo va a formar parte de lo que llamamos iluminación primaria y el segundo, iluminación decorativa.

La iluminación primaria o general es la fuente de luz principal de la tienda, la que le da vida al negocio y permite la visibilidad del local como un todo.

La iluminación decorativa o específica está centrada o enfocada en los lugares de tareas, la entrada, la salida y los exhibidores.

Acentuar los contrastes mediante la iluminación, nos va a permitir llamar la atención del cliente sobre ciertos productos y resaltar colores y texturas.

La iluminación decorativa puede enfocar tus percheros desde arriba o desde abajo, generando dos efectos bien diferentes. Enfocando desde arriba otorgarás brillo, sofisticación y uniformidad. Enfocando desde abajo le otorgarás mucha personalidad al punto enfocado, opacando lo que lo rodee.

Recordá iluminar bien las prendas y los maniquíes para resaltarlos y guiar la atención hacia ellos.

Te recomendamos también evaluar la temperatura de las luces, para no generar incomodidad en tus clientes y no dañar tus prendas.

Nunca enfoques luces fuertes hacia los lugares de circulación, porque generarás molestia en el público.

Te recomendamos tener en cuenta la iluminación led, que permite jugar con una infinidad de colores y posibilidades, y darle personalidad al espacio ahorrando energía.

Recordá que la iluminación es un elemento más en la decoración de tu local y una pieza fundamental para aumentar tus ventas haciendo más atractiva tu mercadería.