ConceptStores, la nueva tendencia de marketing directo que usan las grandes marcas

Los puntos de venta pueden convertirse en una ventana perfecta para mostrar cuan única es una marca y así, atraer a más clientes hacia una experiencia que supere todas sus expectativas.

Las ConceptStores o tiendas insignia, son locales que reflejan cuidadosamente el universo de la marca y buscan que la experiencia de compra sea trascendental.

Conceptstore

Desde hace 5 años aproximadamente, grandes marcas internacionales como Chanel, Prada o Dior, comenzaron a abrir tiendas Concept en ciudades estratégicas, mostrandole a su público un ambiente lujoso que manifiesta el orgullo hacia su propia imagen de marca.

En una tieda de esta naturaleza, los clientes no se encuentran necesariamente con productos exclusivos, pero sí con una experiencia holística con la marca, que les permite sumergirse en ella durante su proceso de compra. En estos espacios encuentran actividades recreativas, ambientes de ocio y relax, y hasta sectores en los que pueden tomar algo y leer.

El beneficio de que la marca cuente con una ConceptStore se ve reflejado en la imágen. Muchas veces este tipo de negocios no son rentables a nivel económico, pero sí son un factor fundamental para el posicionamiento de la marca y su status frente a un público exigente.

Las ConceptStores están ubicadas en lugares estratégicos para el público objetivo al que se dirigen. Las encontramos en lugares de renombre como la Quinta Avenida de New York, el Paseo de Gracia de Barcelona o la Calle Serrano de Madrid, que resultan deficitarias por el elevado alquiler, pero transmiten un poderoso mensaje. En Buenos Aires, el barrio por exelencia de las llamadas Concept Boutiques es Palermo Soho. Allí vemos locales gigantes con objetos decorativos super lujosos que invitan a recorrerlos y proponen una experiencia muy diferente a solo comprar.

Esta nueva tendencia logra un híbrido interesante entre el arte, el diseño y la moda, pudiendo encontrar en los locales obras únicas que colaboran con la impronta de lujo y singularidad que buscan muchas marcas a la hora de posicionarse.