El color sí importa, claves para incorporarlo a tu negocio

Los colores están en nuestra vida cotidiana y los seres humanos asociamos psicológicamente cada color a una serie de emociones y sentimientos. Lo mismo ocurre en el mundo de los negocios.
En mercadotecnia, hay un área de estudio conocida como psicología del color que se encarga de analizar el efecto del color en la percepción y la conducta humana.

coloresEs un área de gran importancia para diseñar la imagen corporativa de una empresa pero que no termina allí, sino que alcanza a la publicidad, el packaging y el punto de venta. Cada color transmite cierta información a los clientes y es fundamental elegir el que mejor representa a tu marca o negocio.
Por eso, a la hora de ambientar tu local e s mejor no dejar ningún elemento al azar. Desde la elección del espacio, pasando por la decoración de la vidriera, la música, los olores y los colores, todo suma si hay una estrategia detrás.

————

Quizás te interese nuestra nota: 3 razones increíbles que explican porque los clientes no entran en tu local

————-
Diversos estudios han demostrado que el color influye del 60% al 80% en la decisión de compra de un cliente, lo que significa que el color puede hacer que un producto sea un éxito o un fracaso. Lo que importa es lograr una conexión emocional y psicológica de la marca con el cliente.
A la hora de elegir el color adecuado para tu local tené en cuenta:
El mensaje de tu marca. Según la psicología del color, el azul transmite confianza y seguridad; el rojo, es el color del apetito y la intensidad. El amarillo es luz, optimismo y claridad; el rosa en todas sus gamas y el violeta, son colores que representan a la mujer, a la fantasía y la imaginación. Otro color muy usado es el naranja, vinculado a la alegría, el juego y la jovialidad. El negro, se asocia a la elegancia, la sobriedad y lo exclusivo y el verde a la naturaleza y la vida.
El espacio y la ambientación de tu negocio: Los colores fuego, rojo y amarillo son demasiado estimulantes y empequeñecen el espacio. Si los utilizás, que sea para pequeños rincones. Los tonos rosas, azules y verdes claros son muy adecuados por sus efectos relajantes, ideales para conseguir un ambiente romántico. También los morados y violetas son relajantes y además favorecen la creatividad. El blanco es ideal para los locales de ropa donde las prendas ya reúnen suficientes gamas cromáticas. Una pared blanca se presta a una mayor decoración y da efecto de limpieza y pureza. Usálo con precaución ya que tiene el contrapunto de poder resultar demasiado frío.
El color es un elemento esencial de la marca y la imagen que proyecta. Recordá integrar los colores de tu marca en todos los ámbitos: en el logotipo, en la página web y por supuesto, en tu local, para así alcanzar el mayor impacto posible.