Claves para decorar un local pequeño

Un local pequeño no es ningún impedimento para generar un ambiente cómodo y agradable, solo exige una dosis extra de imaginación y estrategia para generar el efecto visual deseado.

Te recomendamos algunos consejos que no podés pasar por alto:

nota2

Evitar colores oscuros

En primer lugar, al pensar en la decoración de un local pequeño debés considerar aquellos colores que amplían el espacio. Los colores oscuros generan un efecto de achicamiento del lugar, mientras los colores claros ofrecen una sensación de expansión. Te recomendamos que utilices el color blanco como base y, si no querés que todo luzca de ese color, le des un tono diferente solo a una pared, eligiendo en lo posible la más pequeña o alejada de la entrada.

Elegí colores claros también para el piso y el techo, sobre todo si es bajo.

Generar efectos visuales expansivos

Al elegir la decoración de un local de ropa pequeño es primordial pensar en efectos visuales que generen amplitud.

Hay ciertos apliques, objetos y aberturas que generan un “efecto ventana”, que da sensación de amplitud. Es el caso de los espejos amplios que, a través del reflejo, favorecen a los lugares pequeños produciendo una sensación de continuidad del espacio.

Procurá tener ventanas amplias para que entre mucha luz. La luz y el aire impiden que se genere una sensación de encierro que podría disminuir el público de tu local.

Para ampliar visualmente el espacio te recomendamos aprovechar las paredes en sentido vertical con estantes en desnivel, ganchos y percheros.

El minimalismo y el orden son fundamentales

Elegí solo aquel mobiliario y los objetos que consideres indispensables.

Buscá muebles funcionales e inteligentes, que no ocupen mucho lugar y no obstruyan la circulación. Cuanto más angostos y bajos, mejor.

No llenes de adornos y objetos el interior de tu local si contás con un espacio reducido. Un objeto impactante y bien pensado puede bastar para darle identidad y estilo.

Cada recoveco es una posibilidad para aprovechar, ya sea con un detalle de estilo o con un estante o colgante para lucir prendas y accesorios.

Cuanto más limpia sea la visual del negocio, mejor podrá recorrerlo el cliente para detenerse en el producto deseado.

Es muy importante que todo luzca ordenado y limpio, y que el espacio de circulación esté despejado. De esta manera, invitarás al público a ingresar a un espacio ameno en el que se sienta a gusto y el tamaño de tu local pasará a segundo plano.