Cómo armar una tienda online exitosa

Hoy la mayoría de los locales de ropa tienen su tienda online. Si bien existen reglas generales a la hora de armar una, sin importar el rubro, lo cierto es que dependiendo de lo que se venda conviene hacer algunas especificaciones. Y si de ropa se trata, hay acciones de diseño, empaque y métodos de envío que conviene tener en cuenta.

foto

Si todavía tu negocio no cuenta con una tienda online, te damos algunos consejos para crear una que sea ideal para tu público.

1. Decidí qué productos vender

Si querés tener una tienda online especializada en una categoría determinada, por ejemplo mujeres, identificá qué productos querés vender y las secciones en las que dividirías toda la línea de productos. Podés organizar por colecciones y ahí incluir las distintas prendas: vestidos, camisas, pantalones, jeans, abrigos, etc. También una sección donde vender colecciones anteriores y rebajas.

En cambio, si es para toda la familia, te recomendamos que trates de tener igualdad de productos. En este caso, las secciones pueden dividirse en: Mujeres, Hombres, Kids (Niños o Infantil) y Tendencias.

2. Talles y detalles

Ya que las personas obviamente no tienen manera de probarse el producto, no olvides especificar el talle de cada prenda. Además, incluí materiales de fabricación y colores disponibles.

3. Contá con excelentes fotos

Como las prendas no pueden ser tocadas ni probadas, asegurate de tener una galería de fotos espectacular, de la mejor calidad y bien completa. Conviene contar con fotografías del producto de diferentes ángulos: frente, costados, detrás, en uso y con sus complementos.

Las fotografías son el primer recurso que utiliza el comprador para conocer y saber si el producto es lo que le conviene. Aprovechá esta oportunidad para crear combinaciones entre tus prendas y mostrá un look completo para que el cliente no sólo se interese en una prenda, si no en un conjunto.

4. Completá las fichas de los productos

Las fichas deben contener siempre los elementos básicos: precio, talle, colores, métodos de pago y de envío y una breve descripción de la prenda. Estas opciones pueden variar, pero mientras más información tenga el cliente, más confianza tendrá al momento de comprar.

5. Empaquetá tus productos de manera creativa

La ropa, accesorios y calzado también se consideran productos frágiles, así que el packaging debe ser impecable y resistente a los golpes o maltratos que pueda sufrir en el envío. Si es reutilizable, con un lindo diseño, quizá con algún motivo de sustentabilidad, el cliente va a guardarlo y seguro lo use en alguna otra situación. Por eso, optá por materiales reciclables, que tengan similitud con la imagen de tu local, y siempre con tu logo en pequeño. El packaging puede cambiar por temporada, por alguna fecha importante (día de la mujer, día de la madre) o si se trata de un regalo.

Además, se puede agregar una tarjetita con las clásicas palabras “Para” y “De”, y en la parte posterior la URL de tu tienda y/o redes sociales.

5. Implementá liquidaciones por temporada

Aprovechá las promociones para atraer nuevos clientes que consideren ciertas fechas específicas para comprar grandes volúmenes de ropa y accesorios para toda la familia. Podés dar a conocer estas promociones desde tus redes sociales, utilizando tu newsletter o mediante una campaña de email marketing. La decisión está en tu poder.

También podés incluir códigos de descuento que se puedan utilizar al momento de la compra.

6. Navegación intuitiva

Tal como sucede con la mayoría de las webs, una tienda online debe tener disponible un buen buscador. Es imprescindible que no exista el mínimo obstáculo entre que el cliente llega a la web y realiza la compra. Todo tiene que ser fluido y rápido para no perder la oportunidad de compra.

7.  Gastos indirectos

Deben quedar claros los gastos por impuestos y costos de envío. Es muy frustrante para el cliente que cuando llega al último paso antes de realizar su compra, el precio aumente. Lo normal en estos casos es que se vayan y no vuelvan a visitar tu tienda online.

8.  Sellos de calidad

Cada vez son más los clientes que deciden comprar por internet. Pero el miedo a poner los datos de nuestra tarjeta al pagar un producto online aún no ha desaparecido. Con este tipo de distintivos de calidad tratarás de vencer la resistencia a dejar los datos y por lo tanto conseguirás más ventas.

9.  Plazos de entrega

El cliente tiene que saber exactamente cuándo le va a llegar el producto. Este dato debe estar explícito y asegurarnos de que lo cumplimos.

10.  Política de devolución

Este es uno de los motivos más frecuentes de queja en una tienda online. Flexibilizá la devolución para ayudar a vencer la resistencia a la compra y conseguir más ventas.

Contar con una tienda de ropa online es una opción bastante viable para comenzar tu negocio. Y si todavía no la tenés, no dudes en dar el paso.