8 consejos para administrar un negocio y no estresarte

El estrés es uno de los problemas más comunes en nuestra sociedad. Dos de sus causas principales son la falta de tiempo y la desorganización. Para evitarlo te recomendamos 8 consejos útiles para implementar en tu local y tener una jornada laboral más cómoda, tranquila y amena.

8consejos

Tomar el liderazgo de tu negocio

Es fundamental que conozcas bien tu negocio y que estés al tanto de cada proceso para evitar fallas y errores. Si no te involucrás lo necesario en tu negocio, puede que otros terminen tomando por vos desiciones importantes que pueden perjudicar el rumbo del local. La mejor manera de evitar problemas estresantes es prevenirlos.

Invertir en un software comercial que se ajuste a tus necesidades

No hay nada más tedioso que un sistema de facturación lento y anticuado. Invertir en un sistema de gestión adecuado te va a ahorrar tiempo y muchos dolores de cabeza.

Tener un inventario actualizado

Es muy importante saber lo que el negocio ofrece. Tener el stock ordenado y contabilizado te permitirá tener al día las cuentas de tu negocio, saber qué mercadería es más rentable y calcular correctamente los tiempos de rotación de los productos. Para tener un inventario organizado, también podés utilizar un sistema de gestión y controlar información fidedigna online.

Respetar los horarios

El horario de entrada y salida del local debe ser estrictamente respetado tanto hacia adentro, por el personal del local, como hacia afuera. El horario de apertura es el primer compromiso con el cliente. Abrir fuera de horario se traducirá en trabajo fuera de hora y es importante evitarlo para no perjudicar el clima laboral.

Visibilidad y orden de los productos

La exposición y el orden de los productos dependerá mucho del espacio disponible en tu local. Aún así, debés buscar lugares acordes para tener tu mecadería ordenada por tipo, color y talle, en el caso de un local de ropa. Es importante no amontonar mercadería sin clasificar, seguir un orden lógico y cómodo. De lo contrario se volverá tedioso y estresante buscar el producto adecuado. Se perderá tiempo y será mal visto por el cliente.

Establecer circuitos de atención al cliente y de caja

El personal de atención al cliente debe tener circuitos preestablecidos. La caja debe estar visible y accesible y, en el caso de que haya muchos clientes en el interior del local, debe asignarse una persona del staff que ordene las filas tanto para probadores como para caja para no obstruir el tránsito del resto del personal ni de los clientes que están siendo atendidos.

Mostrador en orden y mobiliario cómodo

Un buen mobiliario beneficia la estadía en el trabajo. Si hay que considerar varias horas sentado una silla, ésta debe ser cómoda para una correcta postura. Lo mismo debe tenerse en cuenta para el mostrador; debe ser funcional y confortable para el cuerpo. Que el cuerpo esté cómodo también influye en evitar el mal humor y el estrés.

Por otro lado, el mostrador debe estar ordenado para poder trabajar cómodamente y no debe convertirse en un escritorio con un montón de mercadería u objetos personales encima. Cada cosa debe estar en su lugar para poder trabajar de manera cómoda.

Asignación clara de tareas

Cada trabajador dentro del local debe tener claras sus tareas y responsabilidades. De esta manera se evitarán conflictos y, sobre todo, problemas sin responsables evidentes.