3 consejos para diseños de locales comerciales y hacer tu tienda Minimalista

El estilo minimalista comenzó, desde hace varios años, a ser la estética elegida tanto por diseñadores de interiores como por arquitectos a la hora de idear espacios ya sean jardines, casas u oficinas. Ahora te lo presentamos para diseños de locales comerciales.

Este estilo se destaca por resaltar la elegancia, la simpleza y el orden en ambientes espaciosos y armónicos donde prima el color blanco y una paleta de pocos tonos.

Si elegís ser minimalista a la hora de decorar tu tienda de ropa, accesorios o calzado te recomendamos tener en cuenta los siguientes puntos:

minimalista

Espacios amplios

Las zonas de tránsito de los clientes deben ser amplias y espaciosas, y permitirles observar la mercadería sin interrupciones, por eso es importante colocar la menos cantidad de muebles posible, solo los necesarios para exhibir las prendas.

Pocos elementos de diseño y detalles originales

A la hora de elegir los revestimientos, pisos y tapizados, es importante utilizar pocos materiales pero potentes a la vista. Por ejemplo, pisos de mármol, flotantes o baldosas de gran tamaño que denoten calidad y sofisticación y tapizados elegantes y de buena calidad.

Con respecto a los elementos de diseño y bajo la filosofía de “menos es más”, en la iluminación podés escoger una lámpara importante y luego luminarias o dicroicas que no llamen mucho la atención pero que sean funcionales para lograr una buena luminosidad.

Elegí pocos elementos decorativos pero que otorguen un detalle agradable para el cliente. Una buena idea son los vinilos con mensajes escritos a mano pegados en la pared, que no ocupan lugar, pero son efectivos para darle un toque amigable al espacio.

Probadores originales

Los probadores son uno de los espacios donde el cliente debe sentirse más a gusto, ya que usualmente determinan la desición de compra. Un probador minimalista debe ser cómodo y funcional. Con un amplio espejo y un perchero resistente. En este espacio se puede jugar con la decoración y, por ejemplo, colocar banquitos con tapizados divertidos, que contrasten con el look sobrio que suele tener esta área del local.

Ser minimalistas no significa ser aburridos ni mucho menos, sino elegir lo que es más conveniente para cada espacio en coherencia con la filosofía de la marca.

A los clientes les encanta recorrer un espacio que les resulta cómodo y atractivo a la vez, donde pueden apreciar de todo el stock y donde se les ofrece un mensaje único y claro. Muchas veces, por intentar hacer muchas promociones o mostrar mucha mercadería, se logra el efecto contrario al deseado, y los clientes se sienten confundidos. Por eso, es importante elegir estratégicamente aquello que se quiere destacar, y estar en cada detalle del local.