Las marcas miran a los hombres que compran cada vez más ropa, conocé qué buscan y cómo adaptarte en el mercado de ropa para hombres

En el siglo XXI ya podemos afirmar con certeza que la moda dejó de ser cosa de mujeres. Cada vez más, los hombres se preocupan por su atuendo y van en busca de calzado e indumentaria masculina.

En los últimos cinco años, aumentó considerablemente el consumo de ropa para hombres, sobre todo en el mundo online. Los hombres argentinos lideran la navegación y decisión de compras electrónicas, y prefieren comprar por este medio en vez de trasladarse a los locales. El perfil del internauta argentino es de alrededor de 35 años y de un nivel socioeconómico ACB1 y C2.

Ropa hombre

Segun el estudio “Men Buy, Women Shop” (“Los hombres compran, las mujeres van de compras”) – realizado por Jay H. Baker Retail Initiative, de Wharton, y el Verde Group, una firma consultora de Toronto -, para las mujeres, comprar debe ser un paseo ameno, mientras que para los hombres, es más bien una misión con un objetivo concreto a cumplir lo más rápido posible. Según el estudio, las mujeres valoran más el trato interpersonal y la experiencia de compra, y los hombres buscan practicidad y rapidez.

 

Tal vez te interese nuestro artículo: 3 Razones por las que tu negocio puede irse a la ruina si no está organizado

Al elaborar una estrategia de marca pensando en la ropa para hombres, es fundamental considerar el marketing de género, que analiza las necesidades y comportamientos de hombres y mujeres. El marketing de una marca nunca puede pensarse del mismo modo si el público objetivo son mujeres, hombres o ambos. Los hombres suelen querer huir de la tienda lo más rápido posible y quieren irse con lo que salieron a buscar o con algo mejor. En términos generales, no reparan mucho tiempo en la vidriera, ni buscan la opinión de asesores comerciales y, a diferencia de las mujeres, suelen pasar muy poco tiempo en el probador. Por otro lado, acuden al negocio con una clara desición de compra, a diferencia del público femenino, que suele tomarla en el interior del local.

Un punto fundamental en la demanda de los hombres es contar con estacionamiento, ya sea provisto por el local o en la zona aledaña. La falta de lugar para estacionar es un problema que causa dolores de cabeza al público masculino. Al igual que las largas colas a la hora de pagar.

Si tus productos están dirigidos al mercado masculino, no debés olvidar la practicidad, funcionalidad y rapidez, para poder darle un buen servicio a tus clientes. Además, es fundamental que cuentes con un e commerce, para poder ofrecer tus productos on line, generando mayores posibilidades de ventas en este sector.